Receta: Costillas de cerdo Adobadas

16/05/2018Isabel

Este aderezo es perfecto para tus carnes y cualquier otra opción que elijas (quizás una opción vegana) porque al no llevar azúcar hace que no se queme tan rápido la carne, sobretodo en cocciones largas como es este caso.

Los adobos en seco son perfectos para añadir sabor directamente a la carne. Si escoges un adobo con sal, es prudente que dejes tiempo suficiente para que los sabores penetren las fibras de la carne realzando los sabores. Entre 8 y 10 horas es un buen periodo de tiempo, pero si puedes dejar el adobo marinando desde la noche anterior es incluso mejor.

INGREDIENTES:

  • 3 cucharadas soperas de pimentón dulce
  • 4 cucharadas de pimentón picante
  • 1 ½ cucharadas de pimienta cayena
  • 4 cucharadas de pimienta negra
  • 4 cucharadas de sal marina o sal del Himalaya
  • 2 cucharadas soperas de orégano
  • 4 cucharadas de ajo en polvo
  • 4 cucharadas de cebolla en polvo
  • 2 cucharadas de comino

PREPARACIÓN:

  1. En primer lugar, unta sobre las costillas una ligera capa de aceite de oliva, mostaza o vinagre antes de añadir el adobo. Esto ayuda a que el adobo se pegue mejor a las costillas, y cuanto más cubiertas estén, mejor será el resultado.
  2. En un pocillo pequeño mezcla todos los ingredientes del adobo. Unta por ambos lados tus costillas. Deja las costillas reposando en la nevera desde la noche anterior para permitir que el adobo impregne de sabor las costillas.
  3. Prepara tu barbacoa para fuego bajo e indirecto entre 120ºC hasta 180ºC. En la parte sin brasas puedes colocar un recipiente desechable de aluminio mediado de agua, para aportar mayor humedad a las costillas mientras se cocinan.
  4. En este punto puedes añadir un par de bloques Grilier Gourmet sobre las brasas para ayudar a realzar los sabores naturalmente, Romero&Salvia u Orégano serían opciones ideales.
  5. Coloca la parrilla sobre la barbacoa. Pon las costillas con el hueso hacia abajo. Cierra la tapa si tu barbacoa tiene, si no puedes improvisar usando papel de aluminio. Deja que las costillas se cocinen por una hora. Durante este tiempo, mantén la temperatura a 120ºC-180ºC.
  6. Las costillas estarán hechas cuando la carne se haya encogido en la parte de los huesos un centímetro aproximadamente. Si la carne no se separa de los huesos con facilidad, entonces aún le falta cocinarse más tiempo. El tiempo total de cocción de las costillas estará entre 3-4 horas. No todas las tiras de costilla se harán al mismo tiempo. Cuando estén casi hechas puedes untarlas con salsa barbacoa (ver la receta de nuestra salsa barbacoa sin azúcar) y, si deseas que estén crujientes, puedes ponerlas unos minutos al calor directo.
  7. Cuando estén hechas transfiere a una fuente, cubre con papel aluminio y deja reposar unos 10-15 minutos antes de servir. Pasado este tiempo, coloca sobre una tabla y corta las costillas individualmente.
  8. Sírvelas calientes.

 

** CONSEJO: Para cocciones de más de 2 horas, la mayoría de los cortes de carne se favorecerán si los envuelves en papel aluminio para cocinarlos. Las costillas en general necesitarán entre 4-5 horas de cocción por lo que se recomienda envolverlas en papel después de 2 horas y media. Esto ayudará a que la carne se ponga tierna y mantenga un bonito color en vez de ponerse demasiado negra y quemada.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prev Post Next Post